Fotografía: Triplano Curtiss Wasp en El Alto

 

Desde 1913, prestigiosos aviadores italianos, chilenos, argentinos y bolivianos (en ese orden), infructuosamente trataron de levantar vuelo en la meseta altiplánica; todos fracasaron debido a la ínfima potencia motriz de sus frágiles aeroplanos, insuficiente para contrarrestar la altitud en la que se encuentran nuestras principales ciudades; sin embargo, el 17 de abril de 1920 a bordo de un triplano Curtiss “Wasp” de 500 HP adquirido por nuestro gobierno, el aviador norteamericano Cap. Donald Hudson, contratado por nuestro país, realizó el primer vuelo en Bolivia.